Desde la CEE

Hermanas confiesan mudanzas fatulas

Por Israel ROdríguez Sánchez / israel.rodriguez@elnuevodia.com, 01/06/2012 - 7:27am

Levantan las manos.  La contratista de la Cámara de Representantes, Norma Miranda Gallardo y su hermana Iris A. Miranda Gallardo admitieron ayer al comité ad hoc que investiga el fraude electoral en Guaynabo que hicieron transferencias ilegales de residencia para votar a favor del representante Ángel Pérez en las primarias, supo El Nuevo Día.

Las hermanas Miranda Gallardo, quienes comparecieron sin abogado, se convirtieron así en las primeras dos personas implicadas en este escándalo que confiesan haber mentido a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) sobre su lugar de residencia. Ambas dijeron que hicieron las transferencias ilegales voluntariamente para apoyar a Pérez, según fuentes.

Aunque a las dos testigos se les advirtió que todo lo que dijeran podría ser utilizado en su contra y que tenían el derecho a invocar la Quinta Enmienda constitucional para no autoincriminarse, ambas insistieron en decir la verdad porque sostuvieron que son “personas honestas”, agregaron las fuentes.

Norma Miranda Gallardo, quien trabaja para la presidenta de la Cámara, Jenniffer González, mintió a la CEE al informar que vivía en una dirección que corresponde a una amiga de su hermana en Guaynabo, cuando en realidad reside en Trujillo Alto.

El caso de su hermana Iris llamó más la atención del comité ad hoc porque ella desconoce de quién es la dirección que reportó como suya a la CEE. La testigo relató que le dieron una dirección en un “papelito azul” para que hiciera la transferencia ilegal y votara por el aspirante Antonio “Tony” Soto. Ella hizo la transferencia con la dirección falsa, pero votó por Pérez.

Otro momento culminante durante los interrogatorios a puerta cerrada que llevó a cabo durante todo el día el comité ad hoc ocurrió durante la comparecencia de la teniente Ingrid Echevarría Colón. En varias ocasiones, esta testigo irrumpió en llanto y se le vio temblar angustiada, trascendió tarde anoche.

Echevarría se negó a contestar preguntas relacionadas con el lugar de residencia de su esposo, quien no vive con ella. Finalmente, la testigo dijo que su esposo reside en Santa Olaya, en Bayamón. El sujeto no habría hecho ninguna transferencia ilegal de residencia.

Ayer también compareció por segunda vez la teniente Zuleyka León, quien la semana pasada se había negado a contestar dónde reside su jefe, el capitán de la Policía Municipal guaynabeña Wilfredo Martínez.
León y Martínez fingieron haberse mudado a una misma dirección, en el número 291 de la calle 20 de la urbanización Ponce de León, en Guaynabo.

Informes preparados por investigadores de la CEE apuntan a que León y Martínez visitan la referida residencia, aunque no residen allí, informaron las fuentes.

Trato preferencial

Con excepción de las tenientes Echevarría y León y del teniente Rafael Rodríguez, los demás testigos que comparecieron ayer recibieron un trato preferencial en la CEE porque se les permitió entrar por la puerta trasera del organismo electoral sin tener que firmar el registro de visitantes. Además, eran escoltados hasta el piso 10, donde se llevaba a cabo el interrogatorio.

Eso provocó que periodistas visitaran el piso 10 para constatar los testigos que habían comparecido. Sin embargo, los periodistas fueron interceptados de forma agresiva por un empleado de seguridad llamado Douglas Marti. En un momento de confusión -en que Marti intentó tapar los lentes de fotoperiodistas dentro de un elevador- se pidió la intervención del presidente de la CEE, Héctor Conty. Pero el empleado dijo desafiante: “Yo no le respondo a Conty, sino al director de seguridad”.

Poco antes, otro empleado de seguridad llamado Balois Cora señaló que la orden de escoltar a testigos por la puerta trasera vino de Conty.
Sin embargo, Conty lo desmintió y dijo que citó al director de seguridad de la CEE, Ernesto William, a su oficina anoche mismo para desautorizarlo. De paso, Conty ordenó una pesquisa interna para identificar quién dijo que él dio la orden sobre los testigos.

William fue el funcionario que la semana pasada prohibió a los periodistas ver el registro de visitantes de la CEE, a pesar de que es un documento público. Conty también lo desautorizó.

Los trabajos del comité ad hoc continúan el lunes, cuando serán interrogados el abogado Raúl San Inocencio Vázquez, un directivo del municipio de Guaynabo que se ha escondido para no ser emplazado, Alexis Franceschi Torres y Sergio A. Rivera Pérez.


ComentariosLogin / Registrarse