Destacada PPD

Para Bhatia “hemos vivido una época terrible”

Para Bhatia “hemos vivido una época terrible”

 (El Nuevo Día / Xavier J. Araújo)

Por Alba Y. Muñiz Gracia / amuniz@elnuevodia.com, 21/03/2012 - 10:18am

el senador popular Eduardo Bhatia criticó el estilo del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y aseguró que no cejará en su misión de fiscalizar al líder de la Cámara alta.

“Yo estoy claro y estoy listo para sufrir las consecuencias que sean ante esta persona que está dispuesta a atacarme si yo digo lo que pienso. Y yo digo lo que pienso y siento lo que digo, y eso no va a cambiar”, expresó el legislador que más votos obtuvo en las primarias del pasado domingo.

A menos de ocho meses de las elecciones, Bhatia conversó con El Nuevo Día sobre su rol fiscalizador y la campaña eleccionaria.

¿A qué se debe el amplio apoyo que recibió en las primarias?

La gente está solidarizándose con el mensaje que estoy llevando, el mensaje de ‘Habla, pueblo, habla’, básicamente es un mensaje que lleva a la gente a identificarse.

En Puerto Rico, mucha gente tiene mucho que decir, pero no ha tenido el foro ni el lugar para decirlo. Creo que he logrado a través de este mensaje que mucha gente se identifique, se active, se indigne y empiece a participar para que su voz se escuche. Hemos vivido una época terrible bajo Rivera Schatz. Ha sido terrible sicológicamente. Hay muchos puertorriqueños sicológicamente maltratados por Thomas Rivera Schatz, y por los senadores de él. El movimiento ‘Habla, pueblo, habla’, es un movimiento para liberar esa jaula sicológica en que Rivera Schatz nos quisiera poner a todos nosotros.

¿Qué refleja esa campaña?

Refleja la sorpresa que yo me llevé el primer día que llegué al Senado, cuando nos apagaron los micrófonos por primera vez. Es la realidad de un presidente del Senado que tiene un diseño, el estilo de él es que su voz es la única que se debe escuchar. Él no tiene ni tolerancia ni aceptación de ninguna otra voz que no sea la de él, y eso refleja una inseguridad. Alguna gente le dice el tiburón blanco, para mí es una de las personas más inseguras que he conocido porque esa inseguridad se refleja en la no tolerancia a la voz disidente. Él quiere aplastar y silenciar la voz disidente, y eso siempre es señal de el que es más inseguro.

Usted obtuvo más votos que Rivera Schatz.

Sí, obtuve más votos que él a pesar de que en el PNP votó más gente que en el PPD. Yo obtuve nueve de cada diez votos del PPD, él obtuvo siete de cada 10 votos de su partido.

¿Por qué logró más votos que él?

Este movimiento de ‘Habla, pueblo, habla’ es más grande que el PPD, y hay gente en el PNP que se ha dado cuenta de cómo él y su equipo de trabajo le están haciendo un daño horrible a Puerto Rico. Que nadie tenga dudas que Rivera Schatz le ha hecho un daño terrible a Puerto Rico, terrible. Y hay gente en el PNP que n o le va a reír las gracias.

¿Qué mensaje le manda esto a Rivera Schatz?

Le envía un mensaje fuerte de que este país no está de rodillas, este país está de pie y está creciendo cada día más en una oposición a los estilos y a la forma de gobernar de él. La gente se hartó, la gente dice ‘basta ya’, y están dispuestos a levantarse, activarse y participar en un proceso eleccionario. Le envía un segundo mensaje: que en su propio partido, cerca del 30% no están dispuestos a votar por él.

¿Cuáles han sido los peores ataques de los que ha sido blanco?

A mí el presidente me ha dicho todo tipo de barbaridades, me ha hecho ataques personales, ataques profesionales. Se pasa diciendo que estoy solo en la delegación del PPD, pero yo no estoy solo, la base de mi partido está conmigo y está dándome un apoyo en estos esfuerzos por lograr un cambio en el país.

¿Qué pasó con Cirilo Tirado y Tony Fas Alzamora que, a pesar de ser incumbentes, entraron a la papeleta pero en los últimos lugares?

El pueblo está más en sintonía con un esfuerzo masivo de cambio de cara a las próximas elecciones.

¿De cambio para sacar a los incumbentes del PPD?

Ya pasamos la primaria. Ya ellos fueron electos, y van a ser parte del equipo, y lo que tenemos que hacer ahora es tirar puentes y entrar en un diálogo que espero que sea constructivo para todos.

¿El apoyo que recibió en las primarias significa que el pueblo quiere verlo en otro puesto?

Es un mensaje poderoso, no tengo duda de eso, es un mensaje fuerte que el que lo sabe leer y lo sabe entender, pues hay que usar la vieja frase de ‘a buen entendedor pocas palabras bastan’.

En su futuro, ¿podría estar la candidatura a la gobernación?

Yo no la vislumbro porque eso desenfoca a uno. Yo, en este momento, yo lo que vislumbro es apoyar 100% a Alejandro García Padilla.

Hemos hecho una química extraordinaria y lo que quiero es ayudarlo a él, apoyarlo a él y hacer equipo con él. Me siento cómodo haciendo equipo con él en muchas cosas, en otras cosas diferimos, para crecer ambos.

¿Cómo comenzó su rivalidad con Rivera Schatz?

Yo no tengo una rivalidad con él, tengo una rivalidad con los estilos, las formas de él, los insultos de él, con la forma de humillar de él, con su forma de atacar los empleados públicos, de atacar la prensa, de atacar la oposición. Con eso tengo un problema serio y lo voy a atacar directamente. Directamente voy a enfrentarme a eso siempre y estos resultados electorales me dicen a mí que en ese esfuerzo por defender la democracia puertorriqueña yo no estoy solo. Puerto Rico está ahí y está listo para dar la batalla.

En una ocasión incluso él cuestionó su orientación sexual a manera de insulto.

Él le ha cuestionado la orientación sexual a todo el mundo, y no me excluyó de eso. Lo único que te puedo decir es que la última persona que hizo eso se llama Roberto Arango.

Después del Senado, ¿qué es lo próximo para usted?

Yo no lo veo como el Senado o esta posición o la otra. Yo lo veo como un compromiso. A mí lo que me apasiona es la política pública, a mí me apasiona ver los problemas de política pública y atenderlos. Yo me veo como un arquitecto frustrado en la ingeniería, pero un arquitecto de política pública haciendo lo que me gusta hacer: poner una mesa de dibujo y sentarme a diseñar cómo podemos implantar políticas públicas que sean de calidad. No hay cosa más importante para mí que ver gente pobre saliendo de la pobreza, entrando en la clase media con un trabajo, educación, seguridad, con la canasta básica que debe tener todo puertorriqueño. No hay cosa que me apasione más que eso. ¿En qué posición lo voy a hacer? Puede ser en el Senado, puede ser en otra, en la que sea, siempre va a ser el mismo objetivo. No tengo una obsesión en posiciones, y para uno no frustrarse en la política, uno tiene que enamorarse de las causas y no de las posiciones, y yo estoy enamorado de unas causas.

Miembros de su propio partido han dicho que usted perdió la alcaldía de San Juan porque no quería hacer el trabajo de campo.

Ellos no saben de lo que están hablando. Yo estaba corriendo en una campaña dura, difícil, y fue una campaña que, por encuestas que se llevaron a cabo, que me ponían 20%, 25% atrás, no fue financiada correctamente. No pudimos levantar el dinero. Se adjudicó más de dos meses antes de que terminara la campaña que yo no tenía chance de ganarla, y se perdió por el 1%, así que yo creo que hubo otros factores ajenos a mí. Las caminatas se hicieron, las guaguas de sonido estuvieron allí. Hay gente que opina sin saber lo que pasó, y testimonio de eso es el apoyo masivo que tengo de la gente de San Juan.

¿Quién debe aspirar a la alcaldía de San Juan?

Debe ser una persona que tenga la capacidad de entusiasmar a los sanjuaneros. San Juan está flat para el PNP, y para el PPD. Eso le da una oportunidad al partido, ya que el candidato del PNP no inspira, está ahí pero no inspira. El PPD tiene que tener un candidato que cree efervescencia,. ¿Quién es ese candidato? Estamos entrevistando, viendo, preguntando. Estamos buscando una persona que le cree entusiasmo a la ciudad capital y, si lo logramos, estoy seguro de que tendremos un nuevo alcalde.

¿No es que el partido ya tiró esa candidatura a pérdida?

No, en lo más mínimo. Vamos a anunciar un candidato que es competitivo, que puede tener la fuerza para levantar los ánimos en San Juan.

¿Los hay ahora mismo en el partido?

Los hay.

¿Cómo cuáles?

No te puedo decir nombres, pero ya verás.

¿Qué opina de la situación por la que atravesó Héctor Ferrer?

Héctor Ferrer es un extraordinario líder, es un extraordinario amigo y creo que la vida a veces es injusta con algunas personas. Y en el caso de él, ha tenido un asunto personal que tiene que ate nder. Lo está atendiendo y creo que lo importante es darse cuenta de que él no debe claudicar en futuras oportunidades para servirle al país. Esto es como un receso de su parte.

¿O sea que en un futuro Ferrer podría volver a ser un candidato viable a pesar de la situación de violencia doméstica que protagonizó?

Sí, creo que Héctor es una persona muy seria. Yo no tengo los detalles de lo que ocurrió, y no me quiero aventurar a entrar en eso. Pero si ocurre lo que yo quisiera que ocurriera, que se pudiera aclarar este asunto, no veo razón alguna para que él no pudiera volver al servicio público.

¿Y si las alegaciones de su excompañera son ciertas?

Entonces obviamente que no, pero si son unas alegaciones frívolas, pues que tenga la oportunidad de poder servirle a Puerto Rico, como es su interés.

¿Cómo ve a García Padilla como candidato a la gobernación?

Alejandro es un candidato extraordinario.

¿Tiene la madurez necesaria? Eso es lo que le cuestiona la oposición.

La tiene. Alejandro tiene su estilo. Hay gente que quisiera ver un candidato más tradicional, y Alejandro rompe muchos de los moldes del pasado. Es una persona sumamente accesible, responsable, y es una persona extremadamente noble con todo el mundo. Y esos son los atributos que lo han llevado a él a ganarse unos espacios rápido y él está asumiendo su rol de líder del partido muy bien. Y yo estoy muy satisfecho e inspirado por muchas de las cosas que está haciendo.

¿Qué le pareció la controversia sobre el regalo que AGP le compró a su esposa en un sex shop?

Me pareció extraordinaria. Me pareció que Alejandro hizo lo que tenía que hacer, que era salir enseguida y decir la verdad. Él fue, compró un regalo y qué. Se acabó la controversia porque el pueblo lo que está juzgando es el carácter y Alejandro lo que hizo fue hacer lo que creo que va a hacer siempre, y es decir la verdad. Me parece que el pueblo, ante unos ataques bajunos para tratar de imputarle algo que no pasó, con la demagogia política, él fue y dijo la verdad. Creo que eso es maravilloso, porque libera al país y lo libera a él de todas estas estrategias y de estos doctores dentro del PNP, doctores del odio y la demagogia que se dedican a estar dándole el giro a todo para destruir y asesinar reputaciones.

La controversia, ¿en vez de perjudicarlo lo benefició?

Lo benefició en el sentido de que fue un intermedio en la campaña simpático. La gente vio un lado de él más humano, más simpático, más liviano. Y sí, creo que le convino en el sentido de que la gente vio que no tenía miedo a decir la verdad.

¿La gente vio un aspecto de él con el que se podía identificar?

Claro.

¿No les ha contado qué fue lo que compró?

No le ha contado a nadie qué fue lo que compró.


ComentariosLogin / Registrarse