Destacada PPD

Sandungueo rojo

Sandungueo rojo

El candidato a la gobernación Alejandro García Padilla le plantó un beso a su esposa, Wilma Pastrana, durante la asamblea. (Especial El Nuevo Día / Dennis M. Rivera Pichardo)

Por Cynthia López Cabán / cynthia.lopez@elnuevodia.com, 11/06/2012 - 8:25am

RÍO GRANDE – La música pegajosa y el sandungueo salpicaron la asamblea general del Partido Popular Democrático (PPD), que ayer se celebró durante el último día de la convención de esta colectividad.
Desde la entrada al vestíbulo, que llevaba al salón donde se celebró el encuentro de los rojos, retumbaba el tema “Se te fue la guagua”, interpretado por la banda Ocho de Bastos.

Al ritmo del contagioso rock -que tiene un estribillo que dice “viene Puerto Rico, dile a Fortuño no más crueldad. Se te fue la guagua”-, miles de populares abarrotaron el lugar para aprobar de forma unánime y a viva voz el programa de gobierno del PPD. El secretario general, Víctor Suárez, estimó que 6,000 personas acudieron al evento cumbre de la convención.

La tienda bautizada como la Placita Popular y una foto gigante del candidato a la gobernación, Alejandro García Padilla, encabezaban la hilera de quioscos de los candidatos Brenda López de Arrarás, Eduardo Bhatia, Luis Vega Ramos, Carmen Yulín Cruz y Antonio Fas Alzamora.

“Aquí está la convención de las ideas y allá, la de las donas”, decía el animador Wilfredo Díaz, al recibir a las personas que llegaban al lugar.

Luego los invitaba a pasar por la Placita Popular para llevarse un recordatorio del “próximo gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla”.

Los relojes con el rostro de García Padilla, que tenían un costo de $20, y las camisetas con el lema popularizado por la campaña del senador Eduardo Bhatia, “Habla pueblo, habla”, que se vendían a $5, se convirtieron en los artículos favoritos de grandes y pequeños.

“El futuro que nos promete Alejandro es de los mejores”, afirmó Ivelis Sánchez, de 17 años, quien compró un reloj negro y otro blanco.

En otro punto, la sexagenaria Paulina Vega mostraba con orgullo su camiseta roja con la frase “Habla pueblo, habla”.

A su lado, su amiga Lydia Rivera soltó que “estoy aquí para demostrar la fuerza del PPD”.

El tono de jolgorio previo a la asamblea también matizó los trabajos del cónclave. La representante y candidata a la alcaldía de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, que minutos antes se subía a una de las columnas de un quiosco para saludar a los asistentes, entraba a la asamblea a los acordes de la música urbana de Calle 13. La melodía “Todo se mueve” del polémico cantautor boricua resonaba en el recinto, mientras algunos seguidores cargaban en sus hombros a la líder popular.

Poco después, el candidato a comisionado residente, Rafael Cox Alomar, entró al salón, que estaba atestado de personas, al son de una batucada.

El abogado, que ha sido criticado por su carácter serio, bailó y se trepó a una silla alzando los puños en un gesto que recordó al personaje de ficción Rocky Balboa.

García Padilla, por su parte, apareció en la tarima entre nubes de humo, pirotecnia y la melodía Preciosa, canción emblemática de la campaña de la exgobernadora Sila M. Calderón.

Durante la asamblea, que se extendió unas dos horas y media, los políticos también acuñaron palabras y frases nuevas. García Padilla aseguró que el lenguaje del Partido Nuevo Progresista es el “engañol” y reiteró a través de su mensaje la frase “mire mi hermano”.

Mientras que Carmen Yulín, una de las más aplaudidas de la jornada, dijo que “Fortuño y Santini son de un cuervo las dos garras, uno ofende y el otro”.

Los grandes ausentes del evento fueron los pasados presidentes del PPD, Calderón, Victoria Muñoz y Rafael Hernández Colón. Los más aplaudidos, el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, Bhatia y Cruz Soto.


ComentariosLogin / Registrarse