EEUU

Wisconsin estimula a los republicanos

Wisconsin estimula a los republicanos

El gobernador Scott Walker ganó el referéndum que se realizó en busca de su destitución. (Andy Manis / Prensa Asociada)

Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodia.com, 07/06/2012 - 7:43am

WASHINGTON – La victoria del gobernador Scott Walker en Wisconsin ha animado a los republicanos, que le ven implicaciones a nivel nacional, aunque las encuestas a la salida de las urnas todavía dieron algunas notas positivas para el presidente Barack Obama.

Walker venció el martes 53% a 46% al demócrata Tom Barrett –quien necesitaba ganar para concretar la destitución del gobernador de Wisconsin (53-46)-, logrando un 1% más de ventaja que en el primer enfrentamiento que ambos tuvieron en 2010.

El republicano Walker es el primer gobernador que sobrevive un proceso de destitución presentado ante los electores.

Por ser el último gran cara a cara entre demócratas y republicanos antes de las presidenciales de noviembre, el juicio de los electores de Wisconsin, uno de los estados que pueden ser decisivos en noviembre, ha generado gran atención a nivel nacional en Estados Unidos.

Después de los sindicatos lograr, por mucho, las firmas necesarias para pasar a la votación dirigida a destituir a Walker, los conservadores, con más recursos económicos, terminaron asegurándole el puesto a un gobernador que ahora es toda una estrella entre los republicanos.

Ahora, sin embargo, los analistas se preguntan si Romney podrá copiar el éxito de Walker contra la maquinaria demócrata del presidente Barack Obama, quien según las encuestas hechas a la salida de las urnas, aventaja al candidato presidencial republicano por 9% en ese estado.

Ni Romney ni Obama se vincularon directamente a la campaña del esfuerzo (recall) por destituir a Walker.

Desde la era de Ronald Reagan los republicanos no ganan Wisconsin, pero los republicanos consideran que llevan el impulso para, por lo menos, hacerles la vida difícil a los demócratas en ese estado. Obama venció en 2008 al senador John McCain por 14% de ventaja.

Romney, por su parte, confió en replicar el éxito de Walker.

“Los resultados (del martes) tendrán eco más allá de las fronteras de Wisconsin. El gobernador Walker ha demostrado que los ciudadanos pueden responder y prevalecer sobre los costos excesivos del gobierno que imponen los líderes sindicales”, dijo Romney.

Para el presidente del conservador “American Commitment”, Phil Kerpen, el triunfo de Walker evidencia que “el electorado está intensamente molesto por el gasto público fuera de control y deseoso de recompensar a los líderes que hagan algo sobre el asunto”. “Romney puede exceder las expectativas. Quizá lo pueda hacer con Walker como candidato a la vicepresidencia”, indicó Kerpen a Político.com.

Para el analista demócrata de CNN Paul Begala, los resultados del martes nada tienen que ver con lo que puede suceder en noviembre a nivel nacional. “Faltan cinco meses. Hace cinco meses Newt Gingrich era el favorito en las encuestas (republicanas)”, dijo.

Walker tuvo el beneficio de contar con mucho dinero, pero también logró entusiasmar a los conservadores y nunca se echó hacia atrás en su determinación de quitarles beneficios y derechos a los miembros de sindicatos de empleados públicos del estado.

Su comité electoral contó con cerca de $30 millones, dominando 7 a 1 a Barrett, alcalde de Milwaukee, quien recogió $4 millones y dependió en gran medida de la movilización de los propios sindicatos.

La participación electoral de los electores vinculados a las uniones, sin embargo, se redujo ligeramente, de 32% a 31%, según las encuestas, a pesar de que fueron ellos los afectados y los proponentes del proceso de destitución.

“Tiene que haber una discusión seria sobre cómo las uniones van a mejorar la capacidad de movilizar su base”, reconoció ayer José LaLuz, puertorriqueño que encabeza la Academia de Liderazgo de la Federación de Empleados Estatales, de Condado y Municipales (AFSCME).

Por mucho, AFCSME ha sido la unión más impactada por las decisiones del gobernador Walker, que incluyeron quitarles el derecho a la negociación colectiva a casi todos los sindicatos de empleados públicos y elevarles el pago para su jubilación.

LaLuz recordó, sin embargo, que contrario a Ohio –donde los sindicatos lograron ganar la batalla-, Walker fue efectivo en dividir a los trabajadores, al eximir de los cambios implantados a los bomberos y policías, y generar comparaciones con los empleados del sector privado.

En Puerto Rico, en 2009, el gobernador Luis Fortuño se les adelantó a sus aliados republicanos al arrebatarles a los empleados públicos durante gran parte del cuatrienio el derecho a negociar asuntos económicos y despedir a miles de trabajadores.

“No se puede descartar que esto dé un nuevo impulso a medidas contra los trabajadores del sistema público, y eso incluye a Puerto Rico”, dijo LaLuz, quien fue fundador en la Isla del sindicato Servidores Públicos Unidos (SPU).

La ventaja en Wisconsin, dijo, es que los demócratas – como parte de las votaciones del martes – lograron obtener una mayoría de un voto en el Senado estatal, que puede frenar nuevos esfuerzos de Walker por quitarles conquistas a los empleados públicos.

Para el presidente de la central sindical AFL-CIO, Gerald McEntee, “las familias trabajadoras de Wisconsin puede que no ganen todas las batallas, pero esta lucha no ha terminado”.

McEntee afirmó que “hay que recordar que los derechos a la negociación colectiva les fueron quitados a trabajadores en Kentucky, Missouri, Nuevo México, Ohio y Puerto Rico, pero al final fueron recuperados”.

Más sobre: EEUU, Elecciones 2012.

ComentariosLogin / Registrarse