Alejandro García Padilla

Luis Fortuño reduce la ventaja de su rival

Luis Fortuño reduce la ventaja de su rival

Por El Nuevo Día, 08/11/2011 - 5:42pm

El silencio guardado por el candidato popular Alejandro García Padilla fue aprovechado por el gobernador Luis Fortuño, quien intensificó su presencia pública y ganó terreno político. Gráficas

Si el candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), Alejandro García Padilla, creía que a un año de las elecciones la mejor manera de mantener su enorme ventaja sobre Luis Fortuño era quedándose callado, su estrategia fue errónea, pues los electores enviaron un mensaje claro en la dirección opuesta, reveló La Encuesta de El Nuevo Día.

Siete meses atrás, cuando los votantes tuvieron la primera gran oportunidad en esta encuesta de mostrar su preferencia entre García Padilla y Fortuño, el presidente del PPD fue el gran favorecido. Esa vez obtuvo una impresionante ventaja de 22 puntos porcentuales (47% a 25%). Desde entonces, el senador popular se sumió en un letargo que lo alejó de la presencia pública, lo cual lo perjudicó, pues desaprovechó la oportunidad de ser la voz del electorado frustrado ante las acciones del gobernador.

Mientras, Fortuño tomó una ruta distinta. A pesar de que enfrenta un sinnúmero de problemas que socavan su popularidad en su gestión como gobernador, de marzo hasta hoy se ha mantenido visible, expresivo y activo, lo que lo ha ayudado a cerrar la brecha en la preferencia de los encuestados. La estrategia del gobernador ha descansado durante los últimos meses en las “rutas” que, al volante de un jeep, lo han llevado a visitar por semanas los cuatro puntos cardinales de la Isla.

Esas dos estrategias políticas -radicalmente opuestas- impactaron el sentir del pueblo de tal manera que aquella ventaja de 22 puntos de García Padilla ahora se redujo a 6 tantos a un año de las elecciones. Si la votación fuera hoy, el 39% del electorado encuestado votaría por García Padilla y el 33% lo haría por Fortuño. Esos datos reflejan el inicio de una nivelada lucha política.

Un 3% de los participantes en esta encuesta se expresó a favor de Juan Dalmau, candidato a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño, organización que enfrenta el reto de quedar inscrita por primera vez desde el 2000. Hasta el momento, Dalmau no se ha consolidado como el líder máximo del independentismo.

La Encuesta no midió la candidatura a comisionado residente en Washington, pues al momento del trabajo de campo no se había definido a Rafael Cox Alomar como candidato del PPD y sustituto de Héctor Ferrer.

INCLINACIÓN POR EL ROJO

Llama la atención el nivel de entusiasmo que impera entre los miembros del PPD para vencer a Fortuño: un 83% quiere sacarlo de La Fortaleza y apoya con firmeza la candidatura de García Padilla.

Sin embargo, una fisura considerable en la base del PNP afecta las aspiraciones de reelección del gobernador, pues uno de cada cuatro de los electores identificados como “azules” (25%) no votaría por él para la reelección en el 2012.

A pesar del alto nivel de disgusto y desilusión que expresan los electores no afiliados a ningún partido (33% de ellos afirma que se inclinarían a no votar en las elecciones), cuando se les preguntó a quién escogerían como su candidato, 34% señaló a García Padilla como su elegido.

Mientras, solo un 7% seleccionó a Fortuño como su candidato. Ante este panorama, se hace evidente que para García Padilla será vital movilizar a los no afiliados para alcanzar un triunfo electoral.

PALIZA A GONZÁLEZ CANCEL

Aunque el Directorio del PNP todavía tiene que decidir si viabilizará la candidatura del doctor Iván González Cancel como aspirante a la gobernación, la realidad es que las posibilidades de triunfo del cardiólogo lucen muy limitadas.

De lograr ser acreditado para retar a Fortuño en primarias, el gobernador le ganaría con gran facilidad al galeno por un margen de 60% a 16%. Un 13% de los encuestados no votaría en la elección, un 5% dijo estar indeciso y un 6% prefirió no opinar.

ALTA LA INTENCIÓN DE VOTO

Quedarse en la casa no parece ser una opción para la inmensa mayoría de los encuestados. Un 80% de ellos respondió que irá a votar en las elecciones de 2012.

Los partidos, sin embargo, tienen el desafío de mover a un 19% de los votantes elegibles que, o está dudoso de acudir a las urnas o, a un año de las elecciones, simplemente tiene planes de quedarse en su casa.

Una vez más, la movilización será la clave para la victoria.


ComentariosLogin / Registrarse